Faltas de ortografía comunes, confusiones idiomáticas recurrentes y términos latinos que o bien se emplean mal o son escritos de forma errónea. Los correctores profesionales de textos estamos acostumbrados a corregir las mismas faltas una y otra vez, incluso tratándose de diferentes autores, obras o tipos de contenidos.

De hecho, los términos latinos suelen dar, en este sentido, mucho trabajo al corrector de textos, sobre todo aquellos que utilizamos en nuestro día a día de forma más asidua.

Para arrojar algo de luz sobre los errores más frecuentes, les proponemos las siguientes aclaraciones. Tomen nota.

Curriculum vitae

Sin duda, el más empleado por la inmensa mayoría de los ciudadanos castellanohablantes.

Como bien saben, se refiere a ese documento en formato papel o digital en el que reflejamos nuestra experiencia laboral, formación académica y datos personales, y que empleamos para acceder a un proceso de selección de personal en una determinada empresa.

Pues bien, es raro encontrar el término curriculum vitae bien escrito.

Y es que, mientras currículo y currículum se escriben con tilde y en redonda, la locución curriculum vitae no se acentúa gráficamente y, además, debe escribirse en cursiva, tal y como señala Fundéu de acuerdo con la Ortografía de la lengua española.

Déficit

Déficit, insuficiencia o escasez de algo. Esta palabra aparece constantemente en artículos periodísticos y ensayos económicos.

Según la RAE, se trata de un latinismo tomado del francés, su plural es déficits y se escribe en redonda y con acento. ¿Por qué en redonda? Porque ha sido incorporado al léxico de la lengua española, como estatus, superávit o réquiem, etc.

A priori y a posteriori

Efectivamente, se escriben siempre en cursiva, aunque es muy normal encontrar ambos términos en redonda.

Su significado, muy concreto: con anterioridad (o posterioridad) a un hecho o a una circunstancia determinados, ni más ni menos.

Grosso modo

Alguno de ustedes se llevará las manos a la cabeza, pero que sepa que la locución latina grosso modo no va precedida de la preposición a, por mucho que encuentre dicha expresión en libros y medios de comunicación. ¡Ah! Y siempre va en cursiva.

El término grosso modo podría sustituirse por aproximadamente o a grandes rasgos, así que, ante la duda, ya sabe, utilice un sinónimo.

Cum laude

Millones de veces empleado en marcos académicos, pues se refiere a la máxima calificación académica que uno puede obtener, este latinismo se escribe en dos palabras, en minúscula (excepto cuando la regla obligue a lo contrario, por ejemplo, a principio de frase o después de punto) y en cursiva, ya que se considera un extranjerismo no adaptado, tal y como señala la Ortografía de la lengua española. El plural es invariable.

Vox populi

Significa literalmente «voz del pueblo» y se escribe en cursiva, con dos palabras y con x y no z en la primera palabra. Además, no se tilda la o en populi.

Motu proprio

Este término es uno de los que más quebraderos de cabeza ocasiona al corrector profesional de textos. Muy pocas personas saben que no debe ir acompañado de la preposición de y que se escribe proprio y no propio.

Por cierto, su significado: por propia iniciativa.

Otras locuciones latinas que suelen escribirse mal son peccata minuta, pues los correctores encontramos a menudopecata minuta referida a una falta leve o incluso como sinónimo de insuficiencia; in situ con e o in extremis escrito en extremis.

¿Acaba de terminar una novela, un trabajo de fin de carrera o un importante artículo periodístico y duda sobre cómo escribir estos y otros términos? Deje de hacerlo: contrate los servicios de correctores profesionales de textos y olvídese de los posibles errores.

Comparte este artículo ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email