Las preposiciones son una clase de palabras invariables cuyos elementos se caracterizan por introducir un término, generalmente nominal u oracional, con el que forman un grupo sintáctico.

La lista se compone de a, ante, bajo, cabe, con contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por según, sin, so, sobre y tras.

Como explica Manuel Seco en la presentación del imprescindible Diccionario de uso de las preposiciones españolas, de la nunca sufientemente loada Emile Slager, «por insignificantes que puedan parecer, estos elementos tienen un papel muy relevante en la frase: precisan la relación que se quiere expresar entre las realidades referidas en nuestra comunicación».

Es necesario evitar ciertos usos incorrectos. Por ejemplo:

  • Ante significa en presencia de. No debe sustituir a contra. Lo correcto, por tanto, es: «El Real Madrid jugó contra el Barcelona» y no «… ante el Barcelona».
  • Contra no debe usarse con el significado de cuanto. «Cuanto más escribo, mejor lo hago». Y no, «contra más…».
  • Es incorrecto usar de en lugar de por con los verbos ganar y perder. «Ganó por diez puntos de ventaja». Y no, «… de diez puntos…».
  • No debería usarse en para introducir complementos temporales. Lo adecuado es decir: «regresaré dentro de un rato» y no «regresaré en un rato».
  • Hay ocasiones en que se utiliza hacia en lugar de ante, frente o para con. «La actitud hacia su madre es negativa» es un ejemplo de frase incorrecta.

Si tienes dudas, contáctanos.