Si le gusta viajar a menudo, le entusiasmarán las guías de viaje; si además escribe un blog con sus experiencias por el mundo, le picará el gusanillo de editar su manual. ¿No se lo había planteado?, ¿por qué no hacerlo? Tan solo necesita recabar toda la información de la que dispone, ordenarla y contar con un corrector de libros para que su guía de viajes resulte perfecta.

Lo que internet y un corrector de libros puede hacer por usted

Una de las grandes ventajas que nos ha brindado internet es la posibilidad de compartir con el mundo experiencias personales que de otra forma nos sería muy difícil hacer llegar a un gran público. Los blogs de viajes son uno de los mejores ejemplos que encontramos.

Seguidos con fervor, aplaudidos y mil veces recomendados, los blogs de viajes ofrecen al ciudadano un punto de vista personal, actual, fresco y desenfadado que engancha.

De hecho, se han convertido en una fuente imprescindible de información antes de iniciar una aventura a un país desconocido, incluso por encima de publicaciones habituales.

Y es que los blogs ofrecen algo que, hasta hace muy poco, las guías no facilitaban: mucho documento gráfico e incluso vídeos, opiniones que creemos certeras y honestas sobre establecimientos, restaurantes, eventos, etc.; consejos y trucos sobre cómo ahorrar dinero, cómo agilizar un trámite o cómo viajar más rápido, y un grado de especialización sin igual, pues encontramos blogs de viajes para familias con niños pequeños, blogs de viaje para mochileros, blogs de viaje para planes baratos, blogs de viajes para amantes de los vinos y un largo etcétera que se adapta a las necesidades del lector.

Sin olvidar que siempre podremos lanzar una consulta a su autor y este, normalmente, nos contestará encantado.

En definitiva, a los viajeros e internautas les encantan los blogs de viaje, se fían de ellos y les entusiasma la idea de encontrar en los mismos reseñas de sitios pintorescos y desconocidos que no se encuentran en las guías habituales; por eso, cuando uno de ellos se lanza a la publicación de una guía, esta suele cosechar un enorme éxito.

De hecho, y lejos de lo que muchos de ustedes puedan pensar, editar y publicar una guía de viajes propia no es caro ni difícil. Puede hacerlo sobre una experiencia muy concreta, un compendio de viajes con un hilo conductor, un país, una región o lo que usted desee, lo único que ha de hacer es recabar toda la información posible durante su aventura y plasmarla de forma ordenada sobre el papel.

Si no sabe cómo hacer esto último, siempre podrá contar con el apoyo de un corrector de libros, que, además de revisar el estilo y la ortografía del texto, le ayude a plasmar de forma coherente y muy visual todo su viaje, de tal manera que su guía se convierta en un texto legible, práctico, sencillo y eficaz para el resto de viajeros. Es decir, en un contenido utilísimo para quienes desean emprender una nueva aventura.

Comparte este artículo ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email