De vez en cuando, leemos en la prensa una de esas noticias amables que nos arrancan la sonrisa por lo original y loable del tema a tratar. En esta ocasión, como responsables de un servicio de corrección de textos profesional, hemos querido además compartirla con ustedes.

Y es que, hace algunas semanas, leíamos en un medio digital que un grupo de estudiantes extremeños de 3º de ESO se había convertido en una especie de unidad lingüística, en detectives gramaticales entrenados para detectar las faltas de ortografía que cometen los famosos en la red social Twitter con el fin de corregirlas.

Que surjan iniciativas educativas capaces de implicar al alumnado en una labor tal es maravilloso; si además consiguen incentivar el uso adecuado de las nuevas tecnologías entre los jóvenes, ganarse el respeto de la comunidad online y servir de ejemplo, ¿qué más se puede pedir?

Un servicio de corrección de textos digitales del que nadie escapa

Con el usuario Detectives de la ESO (@ESO_Detectives), este grupo de alumnos del IES Cuatro Villas de Berlanga (Badajoz) alecciona a las celebridades, desde noviembre de 2018, sobre los fallos cometidos y la forma de enmendarlos.

Como ellos mismos señalan en uno de sus tuits, la buena ortografía está en peligro de extinción, por lo tanto, qué mejor manera de preservarla que involucrando a todos esos ídolos mediáticos: invitándoles a que corrijan sus errores, respeten las normas de escritura y, de paso, den ejemplo al resto de usuarios en la red.

Y es que nadie se libra de este grupo de detectives capaz de sacar los colores a la cantante Rosalía, al futbolista Isco Alarcón, al cineasta Álex de la Iglesia, al youtuber El Rubius o al mismísimo Pedro Sánchez, entre muchos otros.

De hecho, algunos medios internacionales se han hecho eco de la hazaña de estos adolescentes, capaces de corregir, sin tapujos y con mucha educación, a quien haga falta «en pos de un mundo mejor, con menos faltas de ortografía y más protegido ante las fake news», tal y como señalan en la descripción de su perfil social.

Ya sabe: si no quiere que un grupo de estudiantes de ESO ponga en entredicho su forma de escribir, afine la puntería en cuestiones gramaticales.

Si además representa en las redes sociales a una empresa con mucho que perder ante una crisis de reputación, confíe en un servicio de corrección de textos profesional al que no se le pase ni un solo error.

Comparte este artículo ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email