El escritor colombiano Gabriel García Márquez es, con diferencia, el autor en español más traducido de la historia. En segunda posición, pero a gran distancia, se encuentra Isabel Allende, y en tercera, Mario Vargas Llosa. Miguel de Cervantes y Jorge Luis Borges cierran esta lista.

Dicho esto, ¿imagina que las traducciones de sus insignes novelas hubieran contenido erratas o faltas de ortografía? Quizás no estaríamos hablando de ninguno de ellos. Porque corregir una novela después de haber sido traducida al español no solo es importante, es decisivo para la buena acogida de la obra por parte del lector.

Los que un corrector para su novela puede hacer por usted

Una traducción ayuda a todo escritor o escritora a publicar más allá de sus fronteras, a llegar a otros mercados, a muchos más lectores y, obviamente, a conseguir un mayor número de ventas, sobre todo si la obra no es fácil de digerir o de interpretar por lo complicado de su trama o del lenguaje empleado. Por eso, cualquier editor le animará a traducir su obra si es que escribe usted en otro idioma que no sea el español, pero también le instará a corregirla una vez sea traducida. Le explicamos por qué.

Un corrector para su novela le ayudará a pulir la traducción, garantizando así su calidad y excelencia. Al fin y al cabo, una traducción es una labor ardua y meticulosa, por lo que dejar que salga al mercado con errores gramaticales no sería plato de buen gusto para ningún escritor o escritora que se precie.

El profesional encargado de corregir una novela traducida eliminará erratas, la repetición de frases, expresiones o palabras, el uso excesivo de frases hechas o muletillas, fallos en los nombres de los personajes, incongruencias temporales o de lugar, dudas en la documentación de fechas, lugares, incoherencias e incluso sustituirá verbos y sustantivos por su uso inexacto o reescribirá frases para garantizar su legibilidad. Es decir, el corrector para su novela llegará allá donde no ha podido hacerlo usted, como escritor, ni el traductor.

Cuánto cuesta corregir una novela

Al igual que la traducción, la corrección de novelas es un trabajo concienzudo que requiere de tiempo, mucha concentración y varias lecturas sobre el manuscrito de su obra; eso no quiere decir que su coste sea prohibitivo, todo lo contrario, pero tampoco debe dejarse llevar por los chollos ni las ofertas exprés, no sería el primero al que le toca pagar dos veces para evitar que su novela traducida salga al mercado repleta de errores. Confíe en un servicio de corrección de calidad que le garantice experiencia y eficacia.

Si desea saber realmente cuánto cuesta corregir una novela, envíenos una pequeña muestra de su trabajo y el número total de palabras que lo componen, le haremos llegar un presupuesto a la medida de su obra, detallado y totalmente transparente, para que sepa en todo momento qué tipo de trabajo está pagando y por qué.