La corrección de textos académicos es un recurso imprescindible para aquellos estudiantes que desean concluir su periodo formativo con un trabajo a la altura del esfuerzo realizado. De hecho, la corrección del Trabajo de Fin de Grado es uno de los servicios de corrección de textos académicos mejor valorados por estudiantes y profesorado, ya que aporta un gran valor añadido al texto redactado.

Y es que, en un país en el que las faltas de ortografía se disparan en las aulas universitarias y en los exámenes de los opositores a causa del uso de las redes sociales y la falta de lectura y escritura, los servicios de corrección profesional de textos académicos son más necesarios que nunca en momentos decisivos como la presentación del Trabajo de Fin de Grado.

Correcciones Trabajo Fin de Grado, ¿por qué son tan importantes?

El Trabajo de Fin de Grado, más conocido por sus siglas TFG, es «la culminación académica del proceso de aprendizaje de cuatro años del estudiante del grado», definición que proporciona la Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla y que nos parece muy acertada.

El TFG consiste en la realización de un trabajo (proyecto, memoria o estudio) autónomo y original sobre un tema escogido por parte del estudiante y su tutor, y en el que el primero debe aplicar los conocimientos y competencias adquiridos a lo largo de los últimos cuatro años.

Llegar a la recta final después de tantos meses de estudio y dedicación no es fácil, menos aún abordar el paso final, el famoso TFG; por eso, antes de entregar el trabajo, es imprescindible que una persona ajena pueda revisarlo y corregir los posibles errores; entonces, como estudiante, sí podrás dar por concluido tu trabajo y presentarlo con todas las garantías.

Corrección de textos para estudiantes, ¿en qué consisten?

Se trate de una tesis doctoral, de un Trabajo Fin de Máster o del Trabajo Fin de Grado, en Corrector Oportet ponemos a tu alcance un servicio de corrección ortotipográfica y corrección de estilo acorde con el tipo de trabajo desarrollado y con lo que la comunidad académica espera de él.

En este sentido, cuidaremos el lenguaje formal y técnico del documento para que cumpla los requisitos académicos exigidos, eliminaremos errores gramaticales y faltas de ortografía, evitaremos incoherencias, revisaremos toda la puntuación, las palabras compuestas y los tiempos verbales, cuidaremos el vocabulario y procuraremos la variedad léxica, enumeraremos correctamente las reseñas bibliográficas y las citas, y nos aseguraremos de que el índice no presenta ningún error y de que el trabajo, de forma íntegra, se ajusta al formato estándar exigido por la facultad en cuestión.

Comparte este artículo ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email