Quienes se dedican al sector del turismo deberían ahora más que nunca confiar en los servicios de un corrector profesional de textos. Les contamos por qué.

Agencias de viajes, buscadores de hoteles y vuelos, comparadores…, todos se afanan en atraer a quienes buscamos incesantemente la mejor oferta para nuestras vacaciones de verano.

Y es que el mes de junio es propicio para ello, pues aún quedamos muchos rezagados por conquistar.

El lanzamiento de catálogos promocionales es un buen ejemplo de esta carrera por la seducción del viajero y veraneante. Pero ¿qué ocurre cuando este tipo de publicidad no está a la altura de las expectativas del consumidor? Y no nos referimos precisamente al tipo de oferta en cuestión.

Quizás el servicio convenza, incluso los precios señalados; sin embargo, el diseño y los contenidos de algunos catálogos de vacaciones de verano nos hacen suspirar consternados cuando menos.

Contenidos que necesitan un servicio de corrección

Sacamos este tema a colación porque ya nos hemos encontrado varios catálogos de viajes con múltiples errores ortográficos.

No hablamos de deslices ni de erratas que tan solo vería un profesional en servicios de corrección, sino de faltas que incluso el más básico corrector de textos automático detectaría.

He aquí un ejemplo que nos pone en bandeja una agencia de viajes consolidada: la palabra días sin tilde repetida en múltiples apartados, minúscula al inicio de párrafo, viudas, comas mal distribuidas, puntos inexistentes, la palabra régimen sin su correspondiente tilde, lo mismo que Véneto o Milán, el nombre de los meses en mayúscula en medio de una frase, la palabra dutante cuando debería poner durante, mayúscula después de coma, puntos o no en las cifras de cuatro dígitos (indistintamente), etc.

Quizás el motivo de tales incorreciones sean las prisas; quizás un error de última hora al enviar a imprenta la versión equivocada del documento… El caso es que un corrector profesional de textos lo hubiera evitado.

Servicios de corrección imprescindibles

Servicios como los de corrección de estilo o corrección ortotipográfica evitan la publicación masiva de catálogos de viajes con este tipo de errores, pues no solo garantizan la perfección de los contenidos de acuerdo con la norma, sino su legibilidad y plena comprensión por parte del público deseado.

Por lo tanto, contratar un servicio de corrección profesional para catálogos de viaje brindará a su empresa un plus de calidad y confianza que le ayudará a mantener y aumentar su reputación de marca. No lo dude: solicite un presupuesto a su medida.