Autopublicar un libro de forma totalmente independiente. Esta es la mejor opción,  e incluso la única opción, para cientos de escritores y escritoras que desean abaratar costes y mantener el control absoluto sobre su obra y los beneficios obtenidos por su comercialización.

Sin embargo, aunque deseen recorrer este difícil camino en completa soledad, escribir una obra literaria y garantizar su éxito pasa por el apoyo de una correctora o  corrector profesional, figura a la que no se debe renunciar.

Podrá usted huir de los claroscuros que presentan ciertos grupos editoriales tradicionales o plataformas online de edición, pero lo que no podrá hacer es dar la espalda a un servicio imprescindible a la hora de editar su obra.

Por qué y cómo corregir su obra con un corrector de libros

Pónganse en situación. Ha concluido el primer borrador de su novela, poema o biografía, después de semanas, meses e incluso años, y llega el momento de revisar y corregir el texto. La ambición y el deseo de acabar de una vez con esta etapa de creación y pasar a la publicación son cada vez mayores.

Decide prescindir de un corrector profesional, quiere abordar esta fase de forma autónoma, a sabiendas incluso de que el peor corrector de un texto es el propio autor o autora, ya que tiende a leer lo que cree haber escrito, podría decirse que tiene una visión contaminada o viciada tras haber trabajado incesantemente sobre el mismo, y a pesar de ello, prescinde de un corrector de libros profesional. A las semanas, cuando recibe los primeros ejemplares impresos, llega la primera decepción: decenas de erratas salpican su obra. ¿De verdad está dispuesto a correr ese riesgo?

El proceso de corrección requiere una atención específica, experta, entrenada; los medios técnicos adecuados y que la persona encargada de esa revisión trabaje desde la objetividad y la distancia respecto a la obra.

Un corrector de libros le ayudará a:

– Analizar la sintaxis y eliminar erratas e incoherencias tipográficas.

– Revisar la estructura para evitar que sea deficiente.

– Facilitar la lectura, que el texto sea comprensible, ordenado, y el estilo, claro.

– Adaptar el contenido a la situación comunicativa y objetivos de su autor.

Como puede observar, no se trata de transformar su obra ni cambiar su estilo, un corrector profesional trabajará para pulir su texto modificando aquello que sea erróneo y sugiriendo cambios que mejoren la comprensión. En definitiva, perfeccionando su obra para alcanzar los objetivos planteados.

Asegúrese de que el resultado de su libro está acorde con el esfuerzo y el tiempo que ha invertido, confíe en un servicio de corrección ortotipográfica o corrección de estilo y garantice la excelencia de su texto. Si no sabe cómo dirigirse a un profesional para abordar la revisión de su obra, solicite un servicio de corrección a través de Corrector Oportet, le explicaremos cómo proceder para conseguir un resultado óptimo con la ayuda de un servicio de corrección de libros profesional.

Comparte este artículo ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email